27 noviembre 2007

No es lo mismo

Titular de hoy en Las Provincias:


Titular de hoy en Levante-EMV

"Los vecinos aprovechan la inauguración de un jardín para quejarse a Barberá de la degradación del Marítimo"

Ambas noticias hacen referencia al mismo suceso, pero como pueden ver difieren en el retrato de lo sucedido. Cabría, no obstante, señalar los principales errores que se dan ya en los dos titulares.

Dice el diario Levante-EMV que la reclamación de los vecinos se produjo durante la inauguración de un jardín. Esto es rotundamente falso. Se produjo en una simulación de inauguración de un jardín que existe desde hace casi dos décadas, pero que Rita Barberá abandonó nada más acceder a la alcaldía por ser una de las últimas obras de sus antecesores. Ahora lo ha maquillado y es ese maquillaje lo que inauguraba, aunque francamente, era mucho más noticiable el abandono a que estaba sometido que su reapertura.

Por su parte, el diario Las Provincias se equivoca al señalar que los vecinos pidieron en el acto que se ponga en marcha el derribo parcial del Cabanyal (que eufemísticamente llama "plan del Cabanyal", para no hacer pensar al lector en las personas que perderán sus viviendas y el daño irreparable que sufrirá este barrio, declarado hace muchos años Bien de Interés Cultural). Lo que los vecinos pedían es que Rita impidiera una mayor degradación del barrio, que al igual que el parque, ha estado bajo su responsabilidad desde hace cuatro legislaturas, y también ha abandonado. Efectivamente, como indicaba el titular, le pidieron que impidiera las ocupaciones, pero éstas son también responsabilidad suya, pues las permite la empresa Cabanyal 2010 fundada por el Ayuntamiento, en las casas que está comprando a los vecinos que venden muy por debajo de su coste para no aguantar esta práctica institucionalizada de la técnica mal llamada asustaviejas.

No se podía, en definitiva, enfocar la noticia de un modo más erróneo. Pero así lo hace el redactor del periódico, que en una situación en la que se dan dos bandos enfrentados, los vecinos que se oponen al derribo y los que lo desean (que los hay, porque sufren también la degradación del barrio pero sus viviendas no están afectadas por el plan de derribos y en su ingenuidad no ven que la degradación la propicia el Ayuntamiento), da voz prioritaria a unos de ellos: los partidarios de la alcaldesa.

Lamentablemente la opción del periodista -creo que en este caso cabría decir que la del periódico, que no se suele hacer eco casi nunca de las constante críticas de muchos vecinos a la gestión de Rita Barberá- es la menos noticiable de todas. Primero, porque hace la información de unas declaraciones, en lugar de primero enfrentarse a los hechos -¿Hay degradación? ¿Desde cuándo? ¿Quién la tolera? ¿Quién sale beneficiado de todo esto?- y sumarle luego la opinión de unos y otros. Después, porque teniendo que elegir entre dos voces elige también la que no es noticia, porque no lo es que a Rita le acompañe la clac habitual que la sigue a todos sus actos, alzando su voz sobre cualquier protesta vecinal, de cara a ensombrecerla cuando no ocultarla tras un telón de consignas. Hacer de un artículo sobre ese grupo de seguidoras de Rita -quién las paga, cómo se las convoca, quién les prepara las pancartas y les dicta las consignas- sí que sería una gran noticia, pero algo me dice que no la leeremos en las páginas de Las Provincias. ¿Alguien se anima?

Ante la duda pueden hacer como Mini Diario, que ofrece en sus páginas locales una nada casual imagen idílica de la ciudad.

PD: No es la única información contradictoria que ofrecía hoy los dos periódicos valencianos de mayor tirada. Vean ésta:

"El PP evita hacer referencias al trasvase del Ebro en su avance de programa electoral" (Levante-EMV)

"El PP incluye entre los "ejes" de su programa electoral la posibilidad de realizar trasvases" (Las Provincias)

¿En qué quedamos?

Publicar un comentario