05 octubre 2007

Vistazos - 5 octubre.

  • Hace unos días me encontré con un artículo que refleja, con buenas dosis de humor, lo que pienso acerca de la polémica convocatoria de un referendum por parte de Juan José Ibarretxe. Lo firmaba Alber Vázquez en Libro de notas y empezaba así:

    "Sinceramente, me cuesta comprender a los que ponen el grito en el cielo porque el lehendakari Juan José Ibarretxe ha anunciado que va a convocar un referéndum dentro de un año. Un referéndum. Ha dicho que va a convocar un referéndum, no que va a ordenar que los tanques vascos avancen más allá de la frontera sur de Álava y arrasen con todo lo que encuentren a su paso.

    A mí siempre me ha parecido que el referéndum era la herramienta más perfecta de toda democracia: nada de interpretar los designios del pueblo; se le consulta directamente y que el pueblo decida. Es limpio, es sencillo y es democrático. Pero que muy democrático. Entonces, ¿cuál es el problema? La verdad es que desde el viernes, día en el que el lehendakari hizo su anuncio, hasta hoy, yo estoy flipando a mares."

    Sigan leyendo Sí al referendum de Ibarretxe.

  • Ya hoy, la viñeta de Eneko en 20 Minutos, también plasma muy bien lo que siento al ver cómo se le da tantas vueltas al hecho de que se estén quemando símbolos de la Casa Real y tan pocas a verdaderos sinsentidos alrededor de esta familia.

    Yo propongo llegar a una solución de consenso: Rey sí, pero mileurista (lo cuál en los tiempos que corren, ya es un chollo, no se crean).

  • Mientras, la vida real -que no Real- sigue su curso. En la Comunitat Valenciana pasa un mes más sin que el presidente Francisco Camps (ese ejemplo de éxito de gestión del Partido Popular que Rajoy propone exportar al resto de España) se reúna con los afectados y los familiares de las víctimas del accidente de metro del 3 de julio del pasado 2006. No obstante, como sólo es posible en esta tierra, su partido ha empezado a difundir, sabedor que sus medios afines se harán eco de sus declaraciones y no de los hechos, que el President sí se reunió con ellos, pero en privado. Dentro de unos meses, todos los valencianos "sabrán" lo afectuoso que Camps fue con las víctimas del metro, aunque realmente jamás se haya encontrado con ellas cara a cara. Hasta tal punto se manipula la realidad en la Comunitat.

    Mani-Metro-MD
    Ayer en Mini Diario.

  • Ya en el terreno concreto de Valencia, la otra estrella que ofrece la constelación valenciana al olimpo popular de Rajoy, la sin par Rita Barberá, habrá visto con satisfacción como apenas dos centenares de vecinos del barrio de Benimaclet protestaron ayer por el cambio de titularidad de uno de los pocos solares para uso público que quedaban en la zona. En él, en lugar de construirse el colegio que estaba previsto (o el ambulatorio que algunos vecinos demandaban), se edificará una nueva finca de trece alturas. De ese modo el Ayuntamiento contribuirá a que la desaceleración del sector del ladrillo sea más sutil y al tiempo recogerá algo de pasta para sufragar la próxima prueba de la Copa América o cualquier otro sarao millonario de los que tanta vidilla -Rita dixit- dan a la ciudad. Los vecinos votan, Rita cumple.

    Benimaclet-Rita
    Hoy en la edición local de ADN.
Publicar un comentario