02 octubre 2007

Vistazos - 2 octubre.

  • Ya está claro. Lo del otro día fue porque estaba ensayando. Si es que es una santa. ¡Beatificación para Rita ya!

    Rita ayer en el acto de inauguración de las obras para la realización del circuito urbano de Fórmula 1 en la ciudad. Para qué engañarnos, la primera necesidad de los valencianos.
  • 20 minutos recogió hace una semana la subida del impuesto de plusvalías establecida por el ayuntamiento popular de Valencia y, su redactor Javier Alfonso, retomaba ayer el tema en una columna que titulaba Eppur è salito. Un fragmento día así:

    "Y ya puede el concejal de Hacienda repetir 1.000 veces la mentira de que el PP no ha subido el impuesto a los valencianos, sino que lo ha «actualizado según el IPC, como todos los años», porque no es cierto, este impuesto no se ha actualizado nunca según el IPC. Es un impuesto fijo sobre una cantidad variable, igual que el Impuesto sobre la Renta; es una tarifa que se puede bajar (como ocurrió en el año electoral de 2003, al pasar del 29% al 25%) o subir (como en 2004, cuando volvió al 29%, de donde no se había movido). Ahora vuelven a subirlo, incumpliendo su promesa electoral".

    Lo paradójico del tema es que esta subida de impuestos coincide con la promesa de Rajoy de que bajará el Impuesto de Bienes Inmuebles si gana la próximas elecciones generales, aunque la competencia de ese impuesto sea de los municipios. Por ese motivo, desde la oposición se interpeló inmediatamente al Ayuntamiento valenciano a bajarlo ya y no esperar a la victoria del gallego, pues está en su manos poder hacerlo, a lo que el concejal de Presupuestos y Tributos, Silvestre Senent, respondió que se haría sólo en caso de gobernar Rajoy. Vamos, lo que en el diccionario de la RAE se recoge como chantaje. Cuando la promesa o el chantaje no se cumplen a posteriori, como en el caso del impuesto de plusvalías, ya hablamos de mentiras.

  • Y una anecdótica. El pleno del Ayuntamiento de Valencia ha nombrado, con acuerdo de PP y PSOE, hijo predilecto de la ciudad a Santiago Calatrava y adoptivo al actor José Sancho. Si a ello se le suma el regreso de Sorolla a través de los 14 murales de la Hispanic Society que se expondrán en breve en la sede de la Fundación Bancaja, nos encontramos con prácticamente todos los iconos de la cultura valenciana, tal cual se entiende y se fomenta popularmente desde las instituciones autóctonas, de plena actualidad. ¿Serán capaces de programar en poco tiempo una exposición de los baúles de la Piquer y cerrar así el círculo? Nos encontraríamos sin duda ante uno de los momentos cumbres de la cultura valenciana.

  • Acabaré con una sorprendente que recogí en la prensa hace unos días y no sabía como traer. La publicaba la pasada semana el diario Las Provincias y su titular decía así:

    “Me dieron el carné y me quitaron todos los puntos al día siguiente”

    Lo sorprendente no es que eso le sucediera a un joven de 19 años, manifiestamente imbécil, como se puede deducir por la serie de hechos que condujeron a la retirada de su carnet, sino el tratamiento compasivo que le dedica el redactor del periódico. Les recomiendo la lectura completa del artículo. Luego me cuentan.

Publicar un comentario