16 octubre 2007

Vistazos - 16 Octubre.

  • Así se empieza un artículo:

    "Si estuviera en el paro y me creyera que la Ley de la Memoria Histórica va a salir adelante y a ser aplicada con rigor, me pondría de inmediato a hacer un curso intensivo de anulador de lápidas e inscripciones franquistas. (Quizá conviniera buscar un nombre para ese nuevo oficio. Propongo desfachador, que presenta la ventaja de aludir simultáneamente al facherío y a las fachadas.)"

    El resto no desmerece. Lo escribió hace unos días Javier Ortiz para Público.

  • En la noche del lunes se fallaron los Premios Planeta. Juan José Millás fue el ganador y en las crónicas al respecto de su triunfo, no han faltado los medios -especialmente los autóctonos- que se han referido a él como "el escritor valenciano". No obstante Millás nunca se ha considerado como tal, a pesar de haber nacido en Valencia, porque salió de ella a una edad muy temprana (ése es precisamente el punto de partida de la novela autobiográfica con la que ha ganado). Esto me ha hecho reflexionar una vez más sobre la absurda polémica impulsada por los medios de comunicación estatales, criticando que en la Feria de Frankfurt, dedicada a la literatura catalana, no se hubiera invitado en principio a escritores en castellano. Y me ha hecho pensar en que las autoridades valencianas, en el hipotético caso de haber estado en la situación de las catalanas (lo cuál es por otro lado absurdo, porque la Feria no dedica su espacio a regiones que no sean Estado, sino a culturas, por lo que le correspondía, como región en la que muchos autores emplean la lengua catalana, haber estado presentes con ellos en la presente), para representar a la "literatura valenciana", habrían escogido gustosamente a Millás antes que a Ferràn Torrent (por citar a otro "planetario"). Me juego lo que quieran.

  • Por cierto. Por si a alguien le queda alguna duda -hasta lo ha confesado esta tarde en el programa de la Ser, La Ventana-, Millás conocía desde hace días que ganaría el premio. Y no se esperó a que se lo entregaran para hacer la promoción de su obra. En su artículo aparecido el pasado domingo en el suplemento En Domingo del diario Levante, ya avanzaba, implícitamente, su contenido (lo encontrarán en la última página de este pdf).

  • Y si no lo digo reviento. Jaime Mayor Oreja se ha confesado como franquista (ya lo había dado a entender con anterioridad en varias ocasiones, como recuerda Vicent Baydal en Vent d Cabylia) y a José Blanco sólo se le ocurre preguntar a Rajoy y a Acebes si corroboran su declaración. No señor, lo que ha de hacer su partido, el PP y el resto de los que componen el arco parlamentario, es pedirle la dimisión en su cargo y la expulsión de su partido. ¿Se imaginan que sucedería en Alemania si un político electo a la eurocámara dijera que con Hitler se vivía mejor? Pues eso. Mientras haya políticos que digan que mientras Franco mantenía campos de trabajo y concentración, detenía a las personas por sus ideas y mataba a presos políticos tras juicios carentes de toda legalidad desde el punto de vista del derecho internacional, en nuestro país se vivía mejor, no habrá acabado la Transición.

Publicar un comentario