29 agosto 2007

Récord tras récord

Se supo ayer, pero así lo titula hoy Levante. Su director Pedro Muelas expresa con meridiana claridad -en su artículo ¿El puente móvil más caro del mundo?- lo mismo que pienso yo e imagino que todos aquellos que sepan que esto es así:

"La «broma» del puente levadizo de la dársena interior del puerto de Valencia nos va a costar una fortuna con el quita y pon que lleva esta impresionante infraestructura. Primero fue diseñado y construido para subir y bajar y dejar pasar los barquitos por debajo, por lo cual se convirtió en el puente levadizo más largo del mundo (14 millones de euros), después se fijaron sus «brazos» para que circularan por encima los trenes(6 millones de euros), y ahora - corre corre que te pillo- para llegar a tiempo al circuito de F1 lo quitan de donde está, lo convierten en giratorio, en el giratorio, se supone, más largo del mundo, y se lo llevan al nuevo canal de la Copa del América (11 millones de euros) para que pasen por encima bólidos a 300 kilómetros por hora, con lo cual el puente aquel nos va a salir, de momento, por 31 millones de euros? ¿se supone que el más caro del mundo?"

PD: Las Provincias, el diario decano de la ciudad, ha optado por titular la información por la duración de las obras ("Las obras de traslado del puente móvil al canal para la F1 durarán ocho meses") y sólo citan lo que cotarán bien entrado el artículo, concretamente en su octavo párrafo. Sabiendo cómo se leen los periódicos -titular, entradilla, y a lo más, un par de párrafos-, es fácil deducir que los lectores del diario no sabrán el despilfarro que supone la obra. No hace falta señalar, aunque lo haré, que no se enterarán por Canal.

Al contemplar su imagen es imposible no preguntarse, "¿Cómo pude vivir tantos años sin el puente levadizo?

Publicar un comentario