20 julio 2007

¡Qué poca vergüenza!

Desde luego, ¡qué poca vergüenza! Día tras día vemos como los medios de comunicación recogen injurias, ofensas a los derechos más elementales de los ciudadanos, declaraciones plagadas de falsedades... Y nadie hace nada para detenerlo. Sin embargo, una viñeta, que además de graciosa, denuncia lo que es una verdad como un templo, ha servido para demostrar que muchas veces los jueces no están para hacer justicia.

"El juez Del Olmo ordena secuestrar el último ejemplar de El Jueves a petición de la Fiscalía por una caricatura de los Príncipes de Asturias en la que aparecen en una postura sexual"

Así lo recogen El País, El Mundo, ABC, etc. Y aquí tienen la sentencia. Abajo, la portada.

¿Qué es más grave, que la viñeta pueda suponer una injuria, o que tenga una revista de humor que denunciar lo que es evidente a todas luces?

PD: Primero lo escuché en la radio como un rumor sin profundidad, pero fue en los blogs donde primero me encontré con la portada (los primeros en los que la vi fueron Normalizado, Escolar, Veo, Veo y Vent DCabylia, aunque como señala este último, ya está en muchísimos más).

Publicar un comentario