17 julio 2007

¿Estamos condenados?

Desde su fracaso en las elecciones de mayo, el PSPV, la segunda fuerza política actualmente en la Comunitat Valenciana, vive un debate/batalla interno de cara a decidir quién asumirá el futuro liderazgo de la formación. El primero en postularse para encabezar el partido fue el alcalde de Alaquàs, Jorge Alarte. Pues bueno, para que vayan conociendo al personaje, les reproduzco el titular de la noticia de hoy en Levante:

"El alcalde de Alaquàs se sube el sueldo un 25% y cobrará 71.000 euros brutos al año"

En el cuerpo ya podemos leer que "Alarte ganará más que los alcaldes de 25 capitales de provincia de toda España, entre ellos Salamanca, Las Palmas, Cuenca, Ciudad Real, Granada, Sevilla, Albacete, Córdoba, León, Palma de Mallorca, Pamplona o Tarragona." ¿Esta es la alternativa que el PSPV puede acabar proponiendo a Camps? Lo que está claro es que el PSPV y PPCV han perdido todo el respeto a los valencianos, que creen que por mal que lo hagan, por mucho que se rían de nosotros, seguiremos votándoles en masa. Qué vergüenza.

PD: El de la foto es Jorge Alarte. En ella no se aprecia a la perfección la dureza de su cutis (se la he cogido a la gente del Fòrum Ciutadà d'Alaquàs, que le ha dedicado una entrada fina al asunto).

PD2: Y yo me pregunto: ¿Será Alarte la liebre para hacer de Jordi Sevilla un buen candidato? Por la comparación, me refiero.

Publicar un comentario