01 junio 2007

Un buen gesto

Las cosas como son. Podía haberla dejado ahí, donde la puso. Pero Rita Barberá, a pesar de tener la última palabra, ha decidido sacar la subestación eléctrica de Patraix. Y yo aplaudo el gesto. Muchos -y pocos, según se mire- votamos a otros porque, entre otras cosas, creíamos que sólo así la subestación se retiraría del barrio. Pero Rita, en la primera decisión tomada tras su aplastante victoria, ha optado por fin por hacer lo que negó a los vecinos durante más de dos largos años.

Pero, al tiempo que lo aplaudo, señalo que es sólo un gesto; aunque tenga forma de gol por toda la escuadra. Rita ha tomado una decisión que cualquier valenciano apoyaría a ciegas y al tiempo refrenda la imagen falsa, difundida por algunos medios tras el accidente de hace unos días, de que ella no era la última responsable que que la subestación estuviera allí, sino la que ha solucionado un problema provocado -como siempre- "por otros". Ahora nos venderán que es "la alcaldesa de todos", pero para eso ha de hacer muchos gestos y rectificar muchos errores. Si lo hace así, aunque lo utilice para ensalzar su propia imagen, no duden que lo aplaudiré.

PD: El pleno en que se aprobó por unanimidad el traslado de la subestación acabó con los representantes de los vecinos abrazando a los dos ediles de EU, cuyo grupo participaba ayer en su última sesión en el Ayuntamiento tras no haber logrado representación en las elecciones del pasado domingo. Así premió la ciudadanía una última legislatura en la que su actividad en la oposición del Ayuntamiento fue fundamental. Así lo prueba esta última decisión, o la mítica oposición al destrozo que la alcaldesa pretendió hacer sobre las fosas comunes de víctimas de la Guerra Civil en el cementerio de la ciudad, por señalar sus dos acciones más destacadas. Valencia seguramente no se enterará nunca de lo que todos hemos perdido con ello.

Publicar un comentario