26 junio 2007

Salvar el Cabanyal. Salvar Valencia.

Si pinchan en la imagen superior podrán ver el artículo que este pasado domingo publicaba el diario Levante-EMV en su suplemento En Domingo con motivo de la edición del libro Les Cases Del Cabanyal. La obra, que recopila decenas de fotos de las fachadas de estos edificios modernistas propios de la arquitectura de este barrio de Valencia y únicos en el mundo, puede acabar siendo uno de los últimos testimonios de su existencia. Su futuro está en manos de Rita Barberá, pero ésta quiere acabar con el barrio en lugar de tomar medidas para conservarlo y protegerlo, como haría cualquier alcalde orgulloso de su ciudad y de su pasado.

Y no lo digo gratuitamente. Igual que señalo que Rita Barberá ha promovido la restauración de la Plaza Redonda, también señalo que es ella la que quiere destruir un barrio histórico -y de carácter único, repito- de la ciudad; incluso pasando por encima de una justicia que hace unos días se vio obligada a anular sus licencias de derribo.

No obstante volvemos a lo de siempre. ¿Verdaderamente creen que a los valencianos no les gustaría tener un barrio del Cabanyal limpio y vivo del que poder presumir -con lo que aquí gusta eso- ante los visitantes? Obviamente sí. ¿Y por qué permitirán que Barberá acabe con él? ¿Por qué la votaron masivamente en las últimas elecciones? La respuesta es sencilla: no lo saben. Lo que está sucediendo sólo es recogido con fidelidad por el 10% de los medios de comunicación de la zona, ninguno de ellos televisivo, mientras para el resto no existe (¿cómo podrían justificarlo a su audiencia?).

Permítanme pues que me ponga pesado e insista en el tema. E incluso que anime a mis conciudadanos a que corran la voz, pues aquí lo que está en juego no es una cuestión política, sino la vida de muchas familias, el patrimonio de la ciudad y el futuro de un barrio, puestos en peligro por oscuros intereses. Está en nuestras manos.

Actualización 11:25 am

Una lectora (gracias Ana) me pone al corriente de un artículo publicado hoy en la edición valenciana del gratuito ADN (perteneciente a ese 10% del que les hablé y cuya llegada a la ciudad sólo puedo calificar de bendición) titulado "Medios suizos muestran la otra cara de Valencia" (léanlo pinchando el la imagen inferior). Seguro que, si la noticia tiene suficiente eco, el PPCV no tardará en señalarla como prueba de una campaña del PSPV contra Valencia o algo similar, algo de lo que sí se haría eco el 100% de los medios. Pero la verdad de lo que pasa en Valencia está ahí, para el que la quiera encontrar. En Suiza, por ejemplo, ya lo saben.

Publicar un comentario