12 junio 2007

Rita cumple

Nadie podrá alegar que no sabía que sucedería. Los vecinos del Cabanyal decidieron en las pasadas elecciones -por acción u omisión- que Rita Barberá se hiciera cargo de su barrio (fue la más votada en todo el distrito), y ahora, tras 16 años de abandono, ésta cree que ya ha llegado la hora de ponerse manos a la obra. Otras opciones a la alcaldía, como la de IU y PSPV, apostaban por regenerar el barrio en su actual e histórica dimensión, pero el programa de Barberá optaba por arrasar buena parte de su tejido urbano para hacer que la avenida Blasco Ibáñez llegue en un futuro al mar. Y más adelante, ya se verá (dice la información de Las Provincias hoy que la ampliación se realizará "de manera conjunta con un plan de regeneración de este barrio del distrito Marítimo").

Pero ahí no se acaba el asunto, pues el Ayuntamiento de Barberá está demostrando, para con los vecinos del Cabanyal a los que piensa expropiar sus hogares -¿podría haber sido usted? ¿su padre? ¿sus abuelos?-, una generosidad que dista mucho de la que ha tenido con el Valencia CF al recalificar el solar de Mestalla (y eso que al final, el solar del antiguo campo del Valencia va a quedar junto a la misma avenida que se ampliará con el derribo de las casas, eso sí, a una gran distancia). En menos de 50.000 € han tasado una casa de 117 metros cuadrados. Vamos, el precio al que están los pisos ahora en la capital del Turia, y más tan cerquita de la Fórmula1.

Pues lo dicho. A seguir así: cumpliendo con el programa y ahorrando unas pesetillas de las arcas del consistorio, que si no luego no habrá para los próximos "grandes eventos". Que no se diga que Rita no cumple lo prometido.

En la noticia de Metro (pinchar en la imagen para ampliar) salen algunos de los 100 hogares que se vendrán abajo -junto a las vidas y los recuerdos de algunos de sus inquilinos- por el empuje de las grúas de derribo enviadas por Barberá.

Publicar un comentario