21 junio 2007

No nos engañen con el Cabanyal

Los problemas de los ciudadanos, aunque a veces nuestros gobernantes y los medios de comunicación se empeñen en tratar de hacernos creer lo contrario, no son temas de usar y tirar. Cuando hoy Las Provincias sitúa el problema de los desalojos del Cabanyal en el plano de que ya se anuncia la construcción de VPO's en la zona, es el momento de recordar que la realidad de lo que está sucediendo en el barrio sigue siendo la misma que hace una semana.

Los valencianos a los que hace unos días el Ayuntamiento pretendía arrebatar sus viviendas a cambio de precios que les impedirán acceder a un nuevo domicilio, siguen sufriendo ese ataque. Cabe señalar que la misma empresa que anuncia las VPO es la que el Ayuntamiento creó ex profeso para vehicular la degradación del barrio, comprando casas, derrumbándolas y dejando sus cascotes al aire, o bien abandonándolas e invitando a que sean ocupadas por vecinos indeseables al más puro estilo asustaviejas. Y todo eso por no incidir en que Rita trata de nuevo -es su estilo- de acelerar unas obras recurridas ante el Tribunal Supremo, que en unos meses podría dictar una sentencia contraria a las mismas (ya le sucedió con el PAI junto al estadio del Levante, o con la ampliación de la grada norte del Mestalla, acciones que acabaron favoreciendo a unos pocos, mientras las indemnizaciones a los afectados y las costas de los juicios las acabamos pagando todos). ¿Si tan segura está Rita de que hace lo correcto por qué no espera por una vez la decisión del Supremo?. Aquí hay mucha miga, de modo que, por favor, no engañemos al personal y no cambiemos de tema, que el principal sigue siendo el mismo.

Lean más al respecto en:
Mudanza forzosa en El Cabanyal
¿Derribos en el Cabanyal?

Estos son sólo algunos de los afectados por el intento de expropiación que Rita Barberá está tratando de efectuar en el barrio. Como verán, se trata de personas como usted y como yo, vecinos de Valencia, no entes extraños o seres de otro mundo. (foto de www.cabanyal.com)

Publicar un comentario