30 junio 2007

Cara dura

Eso es lo que tienen los gobernantes de mi ciudad. Si no, no me cabe en la cabeza como se puede vender como un logro lo que no es sino una tomadura de pelo. Me refiero a la implantación del servicio de aviso por sms del tiempo que va a tardar en llegar el próximo autobús a tu parada. Sé que en Madrid ya se aplica desde hace tiempo -menudos maestros se han buscado- y hasta eso nos venderán como "prueba del avance" que se aplica, aunque la realidad sea que a los valencianos de a pie nuestro Ayuntamiento nos trata con la misma falta de respeto que el madrileño a sus ciudadanos. Y nuevamente nos lo tenemos merecido.

Para los despitados les explico que la medida que acaba de tomar el Ayuntamiento sólo sirve para que, cuando usted llegue a la parada de su línea, se gaste 16 céntimos en un mensaje de móvil si quiere que le informen de cuánto falta para que llegue su autobús. Vamos, que el servicio va a ser igual de deficiente, pero usted va a tener 16 céntimos menos si quiere saber la tomadura de pelo -al tiempo de espera me refiero- a cuántos minutos va ascender. Y esto nos lo venden como un logro.

“El objetivo es facilitar que los usuarios puedan gestionar y administrar mejor su tiempo, evitando esperas inútiles en las paradas o desplazamientos para obtener datos” declaró, al parecer sin rubor ni atisbo de vergüenza, el presidente de la EMT Alfonso Novo, al diario Las Provincias. ¿Pero estos qué se han creído? ¿Que cogemos el autobús con la única finalidad de dar un paseo? ¿Que nos da igual que pasen cada cinco minutos que cada 30? Cómo se nota que estos sinvergüenzas no viajan nunca en transporte público. Y cómo se nota también que nos tienen bien tomada la medida, de ingenuos.

No me cansaré de decirlo. Este trato de desprecio al ciudadano -y no la gestión de Zapatero, la excarcelación de De Juan Chaos, o el Estatut de Catalunya- es lo que votamos ahora hace un mes. Sin sorpresas.

Lo más difícil de ver mientras esperas en una parada de la EMT es llegar a tu autobús (foto 20 Minutos).
Publicar un comentario