11 mayo 2007

Vistazos - 11 Mayo.

  • Camps lo ha conseguido. Con su cacicada de ayer -¿no será por ese estilo tan propio de otros tiempos por lo que quiere que le llamen "tío Paco"?- ha conseguido por fin poner Valencia y la Comunitat en los informativos de toda España y media Europa, aunque por lo ridículo de nuestro gobernante, que no es otro que él mismo, y generando, en lugar de la envidia, la vergüenza ajena. Vent DCabylia ha recogido la reacción de la blogosfera hispana (e incluso internacional) y para ver la opinión generalizada pueden consultar cualquier medio -excepto, cómo no, los alineados y alienantes de aquí- del país. Yo, no obstante, les destaco un fragmento del artículo de Josep Torrent hoy en El País (diario que también dedica su editorial a la cacicada):

    "Que Ecclestone, al que se le da una higa Valencia y la Comunidad Valenciana, actúe con esta prepotencia, no resulta sorprendente; pero que el presidente de la Generalitat se preste a ser el costalero del mandarín de la fórmula 1 provoca bochorno a cualquier persona que se sienta ciudadano antes que súbdito. Francisco Camps, ante el chantaje de Ecclestone, debería haber hecho honor al cargo que ocupa y reclamar para la Comunidad Valenciana el Gran Premio de Fórmula 1 con independencia del resultado electoral. Es lo mínimo que se le puede exigir cuando todas las gestiones, todos los viajes y todos los agasajos han corrido por cuenta de los contribuyentes y no, que se sepa, de su peculio particular ni del de su partido, gran protagonista del acto electoral de ayer financiado con dinero público."

    Sigan leyendo Bochorno (y, si quieren, también esta columna de María Lozano hoy en 20 Minutos).

  • No obstante, el chantaje de la Fórmula1 no debe cerrarnos los ojos al despilfarro actual de la Copa América. El evento que debía tener ahora mismo Valencia -e indirectamente, toda la Comunitat- a rebosar de turistas, está pasando sin pena ni gloria, y ya quieren que nos olvidemos de él. La noticia (nota de prensa) de hace un par de días -y que algunos medios/voceros acogieron con entusiasmo- es que el evento se está siguiendo por 30 cadenas de televisión de todo el mundo. Si tenemos en cuenta que dos son de aquí -TVE y Canal 9, si no se han contado los dos canales de ambas por separado, que serían cuatro- y se cuentan algunas que aún no han empezado a dar información (porque lo sucedido hasta ahora carece de interés para ellas), podríamos decir que el seguimiento es bastante ínfimo. Así que hay sacarle punta al asunto, por lo que se celebra que con la retransmisión de las regatas haya subido la audiencia de Punt2 del 2% al 5%. Todo un éxito que justifica el gasto.

  • Por cierto. También ha pasado prácticamente desapercibida la fiesta organizada por Louis Vuitton en la ciudad, con motivo de la competición que iba a traer a la ciudad a celebridades de todo el mundo. ¿Por qué? ¿Será porque vinieron famosos de medio pelo? Una de las más famosas que asistió fue -ojo- Arancha del Sol, que ya estuvo en la ciudad hace casi dos décadas con los socialistas en el poder presentando el programa itinerante de Tele5 La 5ª Marcha. No hemos evolucionado tanto entonces.

  • Y bueno, ya que he mantenido un tono bastante ligero en esta entrada, no lo cambiaré contando la retahíla de escándalos recogidos los últimos días en prensa, que me reservo para próximos días. Haré sin embargo un cierre circular regresando a Camps, que antes de ponernos en ridículo ayer, ya fue objeto de una viñeta en La Kodorniz, en la que se le comparó con el ganador de las últimas elecciones francesas, Nicolas Sarkozy. Ahí se la dejo.

Publicar un comentario