09 mayo 2007

No es posible

"Es un hecho que la publicación de sondeos no sirve únicamente para predecir futuros resultados, también contribuyen a conseguirlos. Algunos expertos en comunicación sostienen que si de aquí al 27-M se publican encuestas favorables a la izquierda el triunfo de ésta estaría garantizado porque contribuirían a movilizar a un electorado renuente a votar PSOE, convencido de la inutilidad de su sufragio. En consecuencia, no hay que sorprenderse de la aparición de contrasondeos que pronostican un abrumador triunfo del PP. Su objetivo no es reproducir una realidad, sino construirla manteniendo alta la movilización del electorado de la derecha y desmoralizando a la izquierda."

Lo apuntaba ayer Josep Torrent en su columna Reproducir la realidad, crear la realidad publicada en El País. Y el comentario no podía ser más oportuno, ya que horas después se haría pública la encuesta de la que ayer les hablé aquí (y cuya veracidad ha puesto en duda con acierto -yo desconocía la gestación- Malva-Rosa Connection); y el efecto de ésta y las que vendrán, unido a la machacona consigna del régimen repetida por sus medios afines -por estos lares, todos excepto Levante, El País, ADN y 20 Minutos- son capaces de desmoralizar a cualquiera.

Así que levantemos los ánimos y pensemos que a esto le queda poco. Según Malvarosa Connection (y ya 20 Minutos) mañana se hará público que Valencia acogerá un Gran Premio de la Fórmula1 en circuito urbano. De modo que, por la cuenta que nos tiene, ya tenemos un motivo más para acabar con estos caraduras que son capaces de traer, dinero público mediante -parte del cuál acabará en los bolsillos del yernísimo Agag-, la Fórmula 1 hasta el Cabanyal, mientras parte de los vecinos del barrio van a un ambulatorio ubicado en barracones.

¿Seremos los valencianos -que no tengamos seguro privado, claro- capaces de permitir eso? ¿Seremos capaces de, después de fundirse las arcas públicas en una ruina para la ciudad y la Comunitat como fue la visita del Papa, dejar nuestra hacienda de nuevo en manos de los mismos para sigan dilapidándola sin rendirnos cuentas? ¿Seremos capaces de dejar en el poder otra vez a los mismos que han despilfarrado nuestro dinero en unas obras megalómanas a las que no podemos acceder, mientras vemos como muchos de nuestros barrios -no los que concentran al núcleo duro de sus votantes, por supuesto- se degradan? ¿Seremos los que nos lamentamos de las listas de espera de la Sanitat Pública volver a confiar en aquellos que son sus causantes?

Sinceramente, a pesar de las mentiras y la propaganda a la que se nos somete día a día, creo que no es posible. Que hay ciudadanos en la Comunitat lo suficientemente inteligentes para ver la realidad y acabar con esta estafa. Y cada vez falta menos para que llegue ese momento.

Ya se comenta en toda la Comunitat. Ésta es la última fiesta que os vais a pegar a nuestra costa.
Publicar un comentario