25 mayo 2007

Digamos la nuestra

Ya no queda nada. El domingo tenemos la oportunidad de decir la nuestra, y no debemos desaprovecharla. El cambio, el hartazgo del personal ante el mensaje vacuo y los modos oscuros de la apoltronada cúpula popular valenciana, se perciben en la calle. Pero hay que plasmarlo en las urnas. Yo confío que será así. Voten, pues, con una sonrisa en los labios. Algo me dice que esta vez será especial.

Nos vemos el lunes.

Publicar un comentario