17 abril 2007

Vistazos - 17 abril

  • Varias ideas llevan zumbando en mi cabeza todo el día, pero no las tengo lo suficiente maduras para ponerlas sobre la mesa. Por eso, a estas horas de la noche, tratará de serviros platos mejor cocinados -y alguno un poco rancio- que se han servido en la prensa de hoy.

  • Para abrir el apetito nada mejor que algo ligero, pero con fundamento, como la columna que Rafa Ventura ha escrito a propósito de la fiesta de Prada y que oportunamente titula Más provincianismo, si cabe. Les expongo un fragmento de la columna:

    "Ha destacado el Ayuntamiento de Valencia por ponerse de rodilllas o abrirse de piernas, literalmente ante esta firma (¿pero qué volumen de negocio tiene en Valencia?, ¿a cuántos tiene empleados?). Todo es flato. Aparte de 9.000 euros que le han pagado al Mercat Central (qué barato se venden... Me lo pido ya para mi cumpleaños, pagarán mis amigos a escote). Pero han llegado a ponerles más guardias que tiene toda la ciudad durante el fin de semana, cientos de municipales... qué menos. A tal señora, Minuccia Prada, tal honor. ¿Cuántas horas nocturnas y extra nos ha costado? ¿Cuántos días libres de trabajo disfrutarán a cambio ahora? Y desviaron el tráfico, qué menos, porque los autobuses, donde viajamos los ciudadanos, no importan un pito... «Será per la Festa de Sant Vicent», decían las almas cándidas, ay, que todavía quedan."

  • Más sustancia -que no certeza que la de Ventura, pues ambas la tienen por igual- aporta la columna del ex alcalde de Valencia Fernando Martínez Castellano -que tiene un blog que sumo a la lista de mis paisanos- hoy en Las Provincias. Se refiere al estudio encargado para realizar un circuito urbano de Fórmula 1 en las calles de la ciudad, y lo compara con otros carísimos "estudios" que se encargaron antes para otros proyectos propagandísticos o puramente descabellados:

    "No recuerdo donde he oído o leído que el Consell ha destinado dos millones de euros, para que se estudie la viabilidad de celebrar una carrera de Fórmula 1 por las calles de Valencia. Imagino que el Estudio ya hace tiempo que debió de ser encargado dadas las prisas que ahora parece requerir el asunto.
    [...]

    Dijeron, eran tiempos de Zaplana, que a la Federación Española de Fútbol se le había pagado un riñón para que asesorase sobre un engendro llamado Museo de la FIFA. Quedó en nada, estudios, maquetas y vídeoclips, pero nadie dio explicaciones de cuanto costó el sueño, o el negocio."

    La columna -titulada Como el agua- no tiene desperdicio, hasta su esclarecedor final. Les emplazo, si son vecinos de Valencia, a que la lean de cabo a rabo.

  • Por cierto. A raíz de ésta he llegado a esta otra que el ex alcalde escribió poco antes de que sucediera el trágico suceso de la línea 1 del metro de la ciudad describiendo el estado lamentable de una línea que devendría mortal. Para que luego nos cuenten milongas. No lo olvidemos.

  • Hecho este descanso, podríamos enfrentarnos al plato fuerte, que de nuevo nos sirve Javier Ortiz (no recomiendo todas sus entradas) con el sugerente título ¿Quién es el hijo de puta de quién? Empieza así:

    "He leído la frase atribuida a varios mandatarios estadounidenses y referida a distintos sátrapas latinoamericanos, pero lo más común es asignársela al presidente Franklin Delano Roosevelt y pretender que la dijo con relación al dictador nicaragüense Anastasio Somoza García: «Puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta».

    Se trata, aparentemente, de un brutal pero sencillo ejercicio de realpolitik. Podría expresarse de modo aún más explícito: «Se trata de un individuo que recurre a métodos repugnantes y es éticamente detestable, pero se enfrenta a nuestros enemigos con mucha eficacia, y eso nos viene tan bien que resulta razonable hacer la vista gorda ante sus desmanes». Podría decirse que Franklin Roosevelt –que no fue ni mucho menos de lo peor que ha habitado en la Casa Blanca– reconoció en voz alta lo que la mayoría de los gobernantes de los países que presumen de democráticos hacen a diario en las más diversas latitudes."

    Continúa diciendo verdades como puños.
  • Y ya para el postre, una visión -bastante generalizada, por lo que percibo- de cómo se ve en España -fuera de Valencia, que aquí nos venden otra burra- el tratamiento que se está dando de la Copa América en TVE. Lo sirve El Descodificador:

    "La idea de nuestra televisión pública de hacer de la Copa América un deporte popular en España me llena de orgullo y de satisfacción. Primero porque en Toledo, no por falta de afición o desidia sino por cuestiones geográficas obvias, tenemos muy pocas ocasiones de hacer nuestro tan bello deporte. Y, segundo, porque hoy por hoy en esta España de Zapatero... ¿Quién no tiene un par de zapatos náuticos y el título de patrón de yate?"

    ¿Será Valencia la sustituta de Lepe en los chistes gracias a la America's Camps? Muchos signos apuntan por ahí.

  • Por cierto, hoy ha sido el segundo día de regatas, o debería haberlo sido, porque la falta de viento ha impedido de nuevo la competición (¿habrá que hablar ya de las Carreras de Caracoles del mar? Ya hago chistes hasta yo). Y como ayer no le ha importado a nadie, aunque hoy ha sido porque nadie -que tenga que ganarse el pan- se acercó por aquí. Esperemos que mañana sople un poco y los desfaenados lo pasen bien.

Bustamante y compañía también andan por aquí. Todo un lujazo. (Foto de Carlos Luján)
Publicar un comentario