07 abril 2007

Reflexiones con retraso

  • Mañana de sábado de Pascua. Llueve. Parece un buen momento para recuperar algún apunte que se quedó en la carpeta "blog hoy" en la que recojo noticias que leo en la prensa o en mis blogs de cabecera y que en su momento no llegaron a ver la luz aquí. Veremos si ahora se sobreponen a la pereza y asoman cabeza.

  • La primera tiene que ver con la película 300. La vi la pasada semana y, aunque estéticamente me pareció impresionante, su mensaje me pareció deleznable y terriblemente pernicioso. Ensalza la violencia y la guerra, aunque no la "guerra justa", sino la guerra por sí misma, por el placer de derrotar al otro, de lograr ser el más fuerte. Es por eso recomendable que no sea elegida como una opción de entretenimiento al que llevar a los sobrinos o los hijos, pues su mensaje -al que hay que sumar el trato de que se da a la homosexualidad, las minusvalías o simplemente, la cultura diferente, que no detallaré- es lamentable. No obstante me sonrojó comprobar cómo bastantes espectadores "adultos" aplaudían las maniqueas consignas y acciones de los protagonistas del film en el pase al que asistí. Como ven, no es cuestión de edad. A los interesados les recomiendo que lean la entrada 300, al servicio de la guerra contra Irán, un texto de la escritora iraní Nazanín Amirian en el que analiza en qué momento se estrena la película 300, algunas de las falsedades que explica y la propaganda que contiene. Lo encontrarán en el blog de Magdalena Bandera.

  • Ya que recomiendo lecturas, les emplazaré a que lean un artículo de Javier Ortiz muy apropiado para estas fechas. Se titula Costaleros y empieza así:

    "El presidente del Sevilla FC, José María del Nido, tenía su corazón dividido el pasado fin de semana entre dos obligaciones para él igualmente insoslayables: en primer lugar, debía atender sus deberes para con el club de fútbol que preside, acudiendo al partido que su equipo jugaba en el campo del Reyno de Navarra (antes Sadar) en Pamplona; en segundo término, tenía que cumplir con la promesa que hizo de salir de costalero en una procesión para agradecer a Dios Nuestro Señor que su equipo conquistara la Copa de la UEFA el año pasado. Lo que hizo fue complicado, pero de una espiritualidad rayana en el misticismo: abandonó el campo de fútbol pamplonés diez minutos antes del fin del encuentro; se hizo conducir en una moto de gran cilindrada hasta el aeropuerto de Pamplona, donde le esperaba un avión privado alquilado para la ocasión, que lo condujo raudo y veloz a Sevilla; allí, en el aeropuerto sevillano, le esperaba otra moto ad hoc que lo llevó al punto de salida de la procesión. Y, hala, a rezar."

    Léanla completa. Por cierto, ayer estuve viendo un rato la procesión del Viernes Santo en el Cabanyal.

  • En la Comunitat Valenciana se ha armado un revuelo gordo las últimas semanas a costa de la jugada electoralista del gobierno Camps de anunciar el cese de la emisión de TV3 en el territorio valenciano, con el ánimo de atraer para sí al voto blavero y hacer al sector "catalanista" asomar cabeza, con el ánimo de que asusten y movilicen para él al electorado más descerebrado. Yo no he hecho ningún comentario, pero muchos han picado. La jugada la explicó muy bien hace unos días Ferràn Belda en su artículo El trapo se llama estos comicios TV3 que les invito a leer.

  • ¿Se imaginan que hace un siglo se hubiera derribado el edificio de La Lonja ubicado frente al Mercado Central de Valencia para levantar edificios? Habría sido una barbaridad, ¿no? Pues a finales del XIX una rama política valenciana apostaba por ello. Nos lo cuenta VincentB -en valencià- en esta entrada de VentD Cabylia. Cabe recordarlo ahora cuando Rita Barberá sigue empeñada en destrozar en el Cabanyal parte del legado histórico de la ciudad que podremos dejar a nuestros hijos sólo para hacer cuatro calles y levantar nuevos edificios que nunca sustituirán a los que se derriben. Perdonen que insista en lo obvio, pero Rita no ama Valencia.

  • Y ya que hablo de políticos mediocres, vean que declaraciones hizo el otro día el Conseller González Pons y que, al margen de la noticia que les enlazo y otra más, han pasado prácticamente desapercibidas. El titular de la información dice así:

    "González Pons promete 500 VPO en Xirivella si gobierna el PP y «de no ser así ya veremos»"

    Y el subtítulo completa:

    El conseller afirma que las casas se harán sólo si el candidato popular es alcalde

    «porque si no, me quedo con la idea y la pongo en otra parte».

    González Pons quiere pues, restaurar el caciquismo. Yo apelo a que veamos qué pasa si no gobierna. Apuesto a que lo que venga, sea lo que sea, será mejor que esto (o esto).

  • Y me dejo vencer ya por la pereza (y por la intención de que no me de un ataque ante tanta estafa al ciudadano que veo plasmada en las noticias recopiladas -ninguna habla de ETA o la OPA de Endesa, qué cosas-). Eso sí, no antes de entonar el mea culpa por no haber sabido plasmar el mar de sensaciones -principalmente la de vergüenza por formar parte de una comunidad que se siente superior a otras- que me dejó el paso del crucero Sinfonía por la costa de nuestro país sin que se permitiera desembarcar a la práctica totalidad de sus tripulantes bolivianos. Lo lamento.

Publicar un comentario