07 abril 2007

Reflexiones con retraso (II)

Apuntaba al final de mi entrada de esta mañana la vergüenza que sentía por el trato dispensado hace unas semanas a los bolivianos que arribaron a nuestras costas en el crucero Sinfonía. Esa vergüenza se acrecenta al ver como hoy se utiliza a otros inmigrantes para hacer campaña o, simplemente, para dar una imagen contradictoria con la política real que se aplica a diario con ellos. Me refiero a la entrega por parte del gobierno de la Comunidad de Madrid de dos pisos a la familia de una de las víctimas del reciente atentado de ETA en la T4 de Barajas. Los entrega el mismo gobierno que se queja de recibir inmigrantes de Canarias, el mismo que niega toda subvención a la asociación mayoritaria de víctimas del atentado del 11M en Atocha... el de Esperanza Aguirre. ¿O me van a decir que es así como trata habitualmente Esperanza a los inmigrantes en la comunidad que gobierna?

Publicar un comentario