25 abril 2007

Ahora todos callan

Podría esperar a mañana por la mañana y asegurarme, pero no tendría tanta emoción. Si hoy la prensa no me contradice, el Viña Rock se celebrará con total normalidad este fin de semana en la localidad de Benicàssim. ¿Y qué tiene eso de noticia? Pues que durante sus últimas ediciones y en especial en la pasada, este festival de música alternativa, el que más público convoca de todo el Estado, recibió los ataques furibundos de la AVT, del Partido Popular y sus medios afines, por contar en su cartel con bandas susceptibles de ser consideradas abertzales como Soziedad Alkoholika.

El caso es que en su presente edición no sólo actúan S.A., sino también Fermín Muguruza, un músico al que se sitúa ideológicamente en postulados similares, por lo que la indignación de esta gente debería ser doble. Pero en esta ocasión no pasa nada. No creo que sea necesario, pero por si acaso recuerdo que ya mostré mi desprecio hacia la persecución sufrida por esta banda y otros artistas por simplemente tener ideas diferentes. Igualmente celebro que el festival se vaya a desarrollar con normalidad y, es más, reclamo para él y los que son como él, toda la atención mediática, pues muestran a todas luces que hay en nuestro país una ingente cantidad de jóvenes y no tan jóvenes que son capaces de escapar a los dictados de la moda para buscar un entretenimiento muchas veces cargado de muy buenas ideas.

Sólo quiero señalar que los ciudadanos no sólo debemos fijarnos en lo que pasa, sino en lo que no pasa. Por lo que he visto tratando de confirmar mis sospechas, ya se fijaron en ello en El Plural, y la asociación trató de desmentirlo con un comunicado en el que señalaban que ya mostraron su indignación "con un comunicado publicado hace un mes", pero la realidad se impone a su falacia. Frente a la presión orquestada el pasado año al Viña Rock y al Ayuntamiento de Villarrobledo, la AVT este año ha emitido un escueto comunicado de condena hace ya muchas semanas del que no se ha hecho eco ningún medio (probad a buscar Viña Rock en el buscador de Libertad Digital o alguna noticia referida a la condena de la AVT al festival de este año en cualquier periódico de la Comunitat Valenciana).

Y es que hay una diferencia, Benicàssim la rige un Ayuntamiento cuyo equipo de gobierno integra el Partido Popular. Es más, en la Comunitat de Camps, cubierta estos días por una nebulosa blanca de propaganda vacua e inocente que mantiene aletargados a los más sumisos, su larga lista de medios afines no le van a enturbiar el clima con estas chiquilladas. Distintos partidos, distinto énfasis. Y así seguimos, aguantando por parte de esta gente la manipulación del nombre de las víctimas del terrorismo, de las víctimas más inocentes -pues a las que queden en la AVT les están tomando el pelo-, y sufriendo la censura, la persecución y la generación innecesaria de crispación con el fin de arañar un puñado de votos para su saca. El que dude, ya tiene una mentira más a sumar a la cuenta.

Publicar un comentario