12 marzo 2007

Vistazos. 12 de marzo.

  • Tanto rollo para esto. "El PP demuestra que al menos tiene 320.000 simpatizantes, militantes incluidos" podría haber sido el titular para relatar la manifestación del sábado por la tarde en Madrid. Los medios afines al partido conservador le darán todavía un par de vueltas para alentar a los suyos, al igual que los partidarios del gobierno nos refrescarán la memoria del sarao para despertar el miedo de algunos ante semejante rancio despliegue. No obstante, la gente normal, esa "mayoría de españoles" que siempre tiene Rajoy en la boca, pasó de todo; y algunos de ellos, los más espabilados, seguro que lamentando ver como los dos partidos mayoritarios juegan al gato y al ratón con un asunto que incide en muy poca medida en nuestras vidas, y que sólo les sirve para cazar los votos de los menos exigentes -por no llamarles de otra manera-. Lo dicho: un rollo. (La foto la he pillado en 20 Minutos y la firma Rafael. El efecto sepia lo he puesto yo, porque aunque está hecha anteayer, nadie diría que no se hizo hace más de tres décadas atrás. Rajoy no quería que esto pasara, pero ¿quién se atrevería a quitarle la bandera del pollo al pobre abuelete?).

  • Y es que a la manifestación acudieron todos los políticos electos del PP -al menos así fue en la Comunitat Valenciana, en la que se fletaron numerosos autobuses- y muchos de los seguidores de sus doctrinas. No obstante, no fueron todos. En Valencia mismamente, se quedaron unos cuantos amigos de la bandera rojigualda (qué blasfemia, el ordenador me marca "rojigualda" como falta de ortografía) para dar la bienvenida a Carod Rovira, que visitaba la ciudad para participar en un miting de la delegación de su partido. Estos señoritos le recibieron, como no, con lanzamiento de huevos e insultos a discreción, además de los consabidos gritos de "arriba España". ¿A estos tenemos que llamarlos kale borroka o amigos de la libertad? Se echa en falta que estas demostraciones de radicalismo cada vez más habituales por estos lares se conozcan más en el resto de España. Ayúdenme a correr la voz.

  • Parece fijación con el PP, pero es que nadie ha hecho de la mentira su modus operandi de una manera tan brutal como estos señores en los últimos años. En la noticia del diario Levante (perdonen que no cite al otro periódico local de la capital, pero es que para él no fue noticia el recibimiento [lo que me extraña, habida cuenta de que hechos similares sí que se critican con dureza cuando los afectados son otros]) referida a esta visita, el vicepresidente del PP valenciano, Ricardo Costa, justifica lo sucedido al asegurara que Carod-Rovira«ha venido este fin de semana a Valencia a cerrar el tripartito con el que constantemente coquetea el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla». Esto es una mentira como una catedral, porque ERPV no forma parte del hipotético tripartito que formarían PSOE, EU y Bloc para arrebatarle el gobierno a los populares. Sí que junto al grupo EU y Bloc se ha unido un partido llamado "Izquierda Republicana", pero no es la "Esquerra Republicana del País Valencià" de Carod Rovira, que no tiene ninguna posibilidad de sacar un escaño. Pero, como dice aquél, no dejes que la verdad te estropee una buena noticia, o en este caso, una buena declaración. Y la da nada menos que el vicepresidente del PP en la Comunitat. Pocos argumentos deben de tener y bastante miedo -con lo que han hecho es para tenerlo- para ir acudiendo ya a las mentirijillas.

Publicar un comentario