21 marzo 2007

Paradojas de la justicia

Hoy dos noticias coinciden en la prensa española. Por un lado el archivo de la causa penal por la muerte de 43 personas el pasado 3 de julio en el accidente de metro más trágico de Europa, por parte de el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana. El motivo, la jueza ha considerado que toda la culpa del suceso es únicamente achacable al conductor del convoy, que cogió la curva en la que sucedió el accidente a 80 km hora cuando hay una señal que prohíbe circular a más de 40. Y como el conductor falleció en el mismo, pues a otra cosa.

Esta noticia, digo, coincide con esta otra:

"El conductor de los 260 pide una indemnización"

La información hace referencia al conductor asturiano que fue absuelto por el magistrado que le juzgaba tras ser detenido por circular a 260 km/h. En su caso la absolución tuvo lugar porque según el juez, la actitud de este cenutrio -me refiero al conductor, no al juez, aunque no sé- "no se puede considerar como un delito de conducción temeraria porque no hubo ninguna circunstancia de peligro concreto".

¿En qué quedamos? Igual es que por la carretera por la que circulaba el tal Constantino García -el fitipaldi- no había señales. O quizás se deba a que Constantino iba despierto y vete a saber en qué condiciones iba el conductor del vagón del metro valenciano, porque nunca se han esclarecido. El caso es que Constantino está en la calle, libre de toda culpa, mientras en Valencia le echan la culpa al muerto, saliendo totalmente absuelta de consecuencias penales la Generalitat que no dotó el tramo fatal de las medidas de seguridad que habrían impedido el accidente, sistemas de los que muchas otras redes de metro disfrutan desde hace muchos años.

Frente a noticias como la del conductor chiflado (y ésta) poco pueden hacer los anuncios de la DGT. Frente a casos como el de Valencia los ciudadanos y las víctimas no pueden más que indignarse y ejecutar sus propias condenas por otras vías. Algunos no olvidamos.

Si se encuentran con este tipo -Constantino García- por las calles, huyan. (Foto Federico Vélez/EFE en 20 Minutos)
Publicar un comentario