30 marzo 2007

Los delirios del conseller

Gónzalez Pons dice que es «delirante», «fruto de una mala digestión» o de «una noche de mal sueño». El verdadero delirio consiste, sin embargo, en tratar de ocultar con bravuconadas las agresiones al medio ambiente, la especulación de la tierra y el agua, y la destrucción de la naturaleza y el patrimonio cultural. Lo denuncian también muchos colectivos, hartos de que se potencie la construcción sin medida y de que crezca el beneficio particular e inmediato: basta con darse una vuelta por nuestras costas mutantes para encender la sospecha.

María Lozano lo expone con brevedad y claridad hoy en su columna Los delirios del conseller (pinchar en el título para leerla completa) en la edición valenciana de 20 Minutos.

Publicar un comentario