01 marzo 2007

El día más triste de la democracia

"Este ha sido el día más triste de la democracia" han repetido hoy Ángel Acebes y Esperanza Aguirre en referencia al traslado del etarra De Juana Chaos. Cada vez que he escuchado sus declaraciones a lo largo del día -y las de su presidente Rajoy- se me revolvían las tripas, pero decidía que no iba escribir nada al respecto porque todo está ya dicho y mejor de lo que yo podría hacerlo al respecto de la catadura de estos personajes La verdad cae sobre ellos con una contundencia que sólo no perciben los necios.

Sin embargo el visionado de un vídeo en Escolar ha resucitado la frase en mí. Ignacio ha bautizado la entrada en la que lo ha colocado con el título "El respeto a las minorías", pero yo llegaría más lejos. Yo diría que cada día que sucede lo que se ve en el vídeo es el día más triste de la democracia. Diría que cada día que en el Congreso, cuando habla algún político sobre los verdaderos problemas de la gente, y los diputados de los grupos mayoritarios -sí PSOE y PP- abandonan sus escaños, conscientes estos últimos de que discutiendo de gilipolleces y gilipollas como De Juan Chaos, ya mueven a un gran puñado de votantes y se perpetúan en el poder; diría que cada día que eso sucede, cada uno de ellos, es el día más triste de la democracia.


Publicar un comentario