10 febrero 2007

Vistazos. 10 de febrero

Creía que la había esquivado, pero al final la gripe me atrapó el pasado jueves. De modo que he estado un poco desconectado estos dos últimos días y poco puedo contarles de la actualidad. No obstante sí que quiero señalar algunas cosas que he visto por la red, algunas de las cuales tienen que ver con lo que les conté el otro día, que hay cosas que podemos hacer para cambiar la situación que están en nuestra mano.
----------------
Una, que ya llevo tiempo con ganas de contar, pero no sabía como traer a colación, está muy relacionada con el comercio justo del que les hablé el jueves. Se trata de una de las últimas campañas de Intermon Oxfam que apunta a la cadena de cafeterías norteamericanas Starbucks. La campaña afirma lo siguiente:

"Las empresas como Starbucks pueden pedir más a los consumidores por los mejores cafés de Etiopía –Sidamo, Yigarcheffe y Harar- porque están considerados entre los mejores cafés del mundo.

Las denominaciones de estos cafés, similares a las mejores marcas de cualquier otro tipo de producto, logran la fidelidad de los consumidores que aprecian, disfrutan y están dispuesto a pagar más por un nivel alto de calidad. Mientras Starbucks y otras empresas disfrutan de los beneficios que reportan estos cafés etíopes, los propios etíopes se pierden la parte que les corresponde del valor."

¿Qué podemos hacer nosotros frente a eso? Podemos primero firmar la petición de IO para que la remitan a los directores de la cadena en España. Pero creo que eso sería insuficiente. Lo siguiente es no ir nunca a Starbucks, y después difundir a diestro y siniestro, que Starbucks explota a los cultivadores del café, originando pobreza y forzando a la muerte o la emigración. Stabucks no es cool amigos, Starbucks apesta. Y esto no es el típico mail viral diciendo que "Tommy Hilfiger dijo una vez que sus pantalones no eran para negros"; esto es la verdad. Difúndanla.
----------------
Y tan cierto es eso como lo siguiente:

"Contrariamente a lo que afirma IKEA, los bajos precios tuvieron –y tienen siempre– un considerable costo social. Entre 1994 y 1997, tres reportajes en la televisión alemana y sueca acusaron a la empresa de emplear a niños en condiciones degradantes en Pakistán, India, Vietnam y Filipinas."

Es sólo un fragmento del artículo que publicó la edición española de Le Monde Diplomatique del pasado mes de diciembre, y que se reproduce en su integridad en esta página de la web Andalucía Solidaria. En el artículo se explica a todas luces como Ikea logra abaratar sus costes en base a contratar a empresas subsidiarias que emplean a niños en países del tercer mundo. ¿Qué podemos hacer en este caso? Pues lo mismo que en el anterior. Ikea no es sinónimo de la "libertad" que propugnan sus anuncios, sino de la esclavitud y la explotación humana con que se fabrican sus muebles.
----------------
Y poca energía me queda ya después de lo dicho. No obstante no me voy sin dejarles con dos de las noticias que me ha resultado más interesantes esta semana. La primera es la demanda a la que se enfrenta la cadena estadounidense Wal-Mart por descriminación sexual a sus empleadas. La noticia en sí es muy importante, pero mejor es el enfoque que le dan en The Blog, OtroMundoEsPosible y algun blog más que ahora no encuentro, en el que nuestro "querido" El Corte Inglés sale a relucir.
----------------
La segunda tiene que ver con Sintel. ¿No se acuerdan de aquella filial de Telefónica que se malvendió dejando a centenares de trabajadores en la calle? Pues hay novedades dando la razón a los trabajadores, aunque como siempre que es así, llegan tarde. No dejen de leer la entrada que al asunto dedica Pierre Nodoyuna.
----------------
¿Y por qué no? Dos enlaces a sendas entradas en Moscas En La Sopa que me han hecho reír un rato (pese al fondo de lo que cuentan):
1. Es el Madrid de Don Pinpón.
2. La Estatua.

Publicar un comentario