28 febrero 2007

Brillante análisis de la prensa española

"Saber es defenderse" decía Manuel Vázquez Montalbán a través de la boca de Pepe Carvalho en su póstumo Milenio Carvalho (que leo en la actualidad y es firme candidato a la próxima entrega de Nunca es tarde), y creo que decía muy bien. Los ciudadanos debemos estar informados si queremos estar preparados para enfrentarnos a los avatares de la vida y nada más fácil para hacerlo que acudir a los medios, eso sí, conscientes de que ninguno de ellos es totalmente imparcial y que unos se complementan a otros.

No obstante, ése no es el modo en que los ciudadanos suelen elegir dónde y cómo se informan. Una prueba evidente de ello se da en nuestro país, una escena que Javier Ortiz ha analizado de modo magistral en su artículo "Cuestión de contundencia" a propósito de la subida en el número de ventas de El Mundo, diario en el que él periódicamente publica sus columnas. Les destaco un fragmento:

"Hay bastante gente que agradece que le quiten de encima el fardo que representa la sospecha de que las cosas pueden ser complejas y estar llenas de matices. Quiere que todos los personajes de su película sean decididamente buenos o rematadamente malos, y agradece a El Mundo que le proporcione, a diario y como Dios manda, un nuevo capítulo del guión que se necesita para que no cese el espectáculo y la inyección de la correspondiente dosis de adrenalina. ABC y La Razón no están en una onda muy diferente, pero actúan con menos entusiasmo, de manera más rutinaria. Sus películas trasmiten el mismo mensaje, pero son más aburridas. No tienen tantos efectos especiales y están llenas de actores secundarios.

El País no se ve perjudicado porque su modo de afrontar la realidad sea más poliédrico y sesudo. Qué va. Si defrauda a una parte de sus lectores de siempre, que están dejando de serlo, es por la falta de nervio y contundencia que muestra en su respuesta a la derecha [...]. El diario de Polanco se dedica a mantener una absurda equidistancia entre los desmanes enloquecidos de la derecha y los –a su juicio– errores del Gobierno de Zapatero, al que trata como el maestro displicente al alumno zote que no comprende la inteligencia de sus consejos. Juan Luis Cebrián y consortes han decidido que Zapatero es un gobernante inmaduro, demasiado lastrado por viejos prejuicios progres, tanto en lo referente a la política interior como a la internacional. Ellos quisieran reconducirlo al buen camino, haciéndole ver la superioridad de los añorados tiempos atlantistas y neoliberales del idilio polanco-felipista, pero el otro no se deja y sigue erre que erre en sus trece."

Les recomiendo encarecidamente que lean el artículo completo.

Y, obviamente, que se anden con cuidado si leen un único diario o escuchan una sola radio, porque eso les convierte en personas más propicias a percibir una realidad totalmente deformada. Ún ejemplo reciente sería el de seguir el tratamiento que El Mundo ha dado al 11M y que se resume perfectamente en esta colección de titulares (visto en Guerra Eterna).

PD: Y otro, más concreto y cercano (se ha producido hoy), lo vemos en el valenciano Las Provincias que publica hoy la siguiente noticia: "Pla llega tarde a la entrega de la distinción de la Casa de la Caridad". Esta noticia, ya de por sí absurda (vaya manera de criticar al líder de la oposición a la Generalitat), llama más la atención al aparecer al día siguiente de que se conociera que el Presidente de la Generalitat se reunió por primera vez, hace unos días y de tapadillo, con un representante de los familiares de las víctimas del accidente de metro que acabó con cuatro decenas de vidas hace casi un año. ¿Esa reunión no llega un poco tarde? ¿Dónde informa de ella LP?

Publicar un comentario