22 enero 2007

Noticias sin importancia

Vaya semanita hemos tenido los valencianos. Fueron tantas las emociones que vivimos en los últimos siete días -entre el chollo que suponía la presentación del nuevo coche de Fernando Alonso, ver pasar a Fernando Alonso a todo meter durante ocho larguísimos minutos, levantarnos alucinados pensando cómo era posible que hubiéramos tenido la suerte de hacer esa presentación por tan sólo 650.000 euritos de nada, etc, etc.- que se nos pasaron por alto otras cosas que se cocieron por aquí.

No obstante son tonterías sin importancia al lado de lo de Alonso. Una la leí en Levante el jueves 18 y su titular decía así: "Enfermos sin habitación a las diez". Se la pueden leer entera, pero en resumen la noticia viene a decir que en el Hospital Clínico, como no hay espacio para ingresar a los pacientes que lo necesitan, sacan de sus habitaciones a los que están mejor y los trasladan a una habitación en la que esperan pacientemente hasta que un médico les da el alta. Y ala, para casa.

Pero no crean, igual se trata de una conjura judeomasónica orquestada por el diario valenciano, porque al día siguiente también Levante-EMV publicaba la siguiente información: "Las camas llenan los pasillos del Peset". Extraigo un fragmento del artículo:

"Con una pierna amputada y una neumonía, Purificación de 83 años, emitía a mediodía de ayer un quejido continuo: «Ya no puedo más», mientras acurrucada en una cama, junto la pared de uno de los pasillos de urgencias del hospital Doctor Peset, esperaba a que una auxiliar le quitara la cuña. Un biombo era su único derecho a la intimidad en un corredor por el que transitaban sin parar empleados y familiares de otros quince pacientes ingresados en una hilera de camas pegadas contra la pared."

Y el caso es que no lo entiendo, porque la Conselleria de Sanitat de la Comunitat lleva unos meses publicitando una campaña institucional -dos millones y medio de euros dicen que nos costó a los valencianos la campañita- titulada "Construyendo salud", según la cuál todo va como la seda en lo que a ellos concierne. Es más, se anuncia que se inaugurarán 13 nuevos centros en los próximos seis meses. Lo dicho, será casualidad, porque después de doce años gobernando esto no puede ser fruto de su gestión. Será culpa... ¿de Zapatero? ¿De las desaladoras? ¿De los catalanes? Por ahí andará el culpable. Bueno, ustedes por si acaso procuren no ponerse enfermos.

APUNTE

Casi se me olvida. Calatrava la cagó al diseñar el auditorio superior del Palau de les Arts -cometiendo un error de principiante (imagino en el caso de un arquitecto, corríjanme si me equivoco) puso un techo que no absorbe el sonido- y ahora lo tira abajo para cambiarlo por otro, en una jugada que costará a los valencianos aproximadamente seis millones de euros (6.000.000 de euros más, a sumar al total de lo gastado por ahora en la zona). Un suceso, hay que señalar, que la secretaria autonómica de cultura comparó con las reformas que se hace uno cuando se compra un piso nuevo y hay algo que no le gusta. Igual es verdad, porque a mí esas cosas no me pasan.

APUNTE 2

¿De todas las cifras nombradas en esta entrada, gastadas por la Generalitat Valenciana, cuantas repercuten en el bienestar de todos sus ciudadanos?

Publicar un comentario