05 diciembre 2006

Salgado no ha visto la película

Debe ser eso, que la ministra Salgado vio el cartel, se la contaron un poco por encima, pero no llegó nunca a ver la genial Super Size Me. Porque si no no se entiende que la responsable de Sanidad la emprenda de nuevo contra una hamburguesa -qué va a solucionar que Burguer King retire una u otra hamburguesa- en lugar de poner medidas para atajar cualquiera de los métodos para generar adicción que el documental señalaba, medidas que sí servirían para algo.

La que a mí se me ocurre, a partir del visionado del film, sería prohibir a estas cadenas de hamburgueserías regalar juguetitos con los menús infantiles y tener en sus centros pequeños parques de actividades también para los niños. ¿Cuántas veces han visto a algún niño no acabarse su pequeño menú infantil pedido sólo para hacerse con el juguete que se le entrega a modo del "sobre sorpresa" de nuestra infancia? Seguro que en centenares de ocasiones. Los niños no quieren comer el menú, quieren el juguete, pero a fuerza de llevarlos acaban acostumbrándose a los sabores y las cantidades en que se les ofrecen.

Acabado el juguete, acabada la iniciación. Así de fácil. Pero eso significaría tomar una dura medida contra empresas verdaderamente poderosas. ¿Está dispuesto el gobierno a eso? Si no es así que se dejen de gestos de cara a la galería.
----------------------
Luis del Val lo escribe con más salero.

Publicar un comentario