06 diciembre 2006

Noticia de alcance

Las flatulencias de una mujer provocan un aterrizaje forzoso de un avión en EEUU

"Un inoportuno ataque de flatulencias, y el pudor de la pasajera que lo sufrió, obligaron a un avión de American Airlines a aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Nashville (Tennessee), según han informado los medios locales.

Varios pasajeros del avión, que volaba de Washington a Dallas (Texas), comenzaron a sentir olor a fósforos quemados y se desató la alarma, por lo que el piloto decidió aterrizar en Nashville. La Oficina Federal de Investigación (FBI) y la Administración de Seguridad en Transportes intervinieron en la emergencia."

Leído hace unos minutos en ABC.
------------------------------------
Y actualizado tras releerlo unas horas después.

La cosa no dejaría de tener gracia si no fuera porque el suceso es una prueba palpable del estado de pánico en que vive la población occidental. Un miedo imbuido que obliga a hacer aterrizar aviones por culpa del olor de unas cerillas o directamente a no subir a ellos con simple botellín de agua. Se supone que con estas medidas nuestros gobernantes quieren que nos sintamos más seguros, aunque consiguen precisamente lo contrario. El hecho de que luego podamos comprobar como el agua no circula libremente, pero sí lo hace el polonio, corrobora que sus medidas no sirven para garantizar nuestra seguridad, pero sí para que seamos menos libres.

Publicar un comentario