14 noviembre 2006

Una medalla para Al Capone

Aunque sea a título póstumo y no sea un paisano, Al Capone la merece. Y no sé por qué Eduardo Zaplana no le ha propuesto todavía para recibirla, cosa que sí hizo para que la obtuviera su amigo Paco "El Pocero" al tiempo que hacía sus maletas camino a la oposición. Me refiero, obviamente, a la Medalla Del Mérito Al Trabajo, pues sólo Al Capone dio empleo a más familias en su época como "alcalde" de Chicago (era el mote que tenía) que "El Pocero" en Seseña.


Así lo entenderán también los cientos de trabajadores subarrendados por Francisco Hernando, que lejos de reconocer que con su trabajo se está cometiendo una ilegalidad, se manifiestan desde hace unos días para que el consistorio de Seseña se salte las leyes y los deseos de sus ciudadanos con el fin de que ellos puedan seguir pagando las letras de sus hipotecas. Qué engañado estaba yo cuando me alegraba al ver a Elliot Ness y sus "intocables" iniciar una redada en un almacén ilegal de alcohol deteniendo a todos sus empleados. ¡Si realmente se trataba de un drama! ¡Lo que Brian de Palma nos enseñaba es que decenas de empleados se quedaban sin trabajo por culpa de la Justicia! Nada, nada, desde aquí mi petición a quien corresponda: una medalla para Capone ¡ya!

Publicar un comentario