27 noviembre 2006

Tonto el que lo lea

Podrían haber acabado antes escribiendo esa frase. No obstante, ayer domingo en Las Provincias -para los foráneos, el segundo periódico más leído en Valencia- prefirieron transmitirlo de un modo más retorcido. Así, entre sus artículos que combinan a partes iguales alabanzas al gobierno valenciano -del PP- y críticas a la oposición y al gobierno central -del PSOE- (todos los medios tienen una línea y la de LP es ésta, no hay por qué extrañarse), ayer incluyeron un mini reportaje que, por el evidente grado de falsedad y subjetividad en su tratamiento, debería ser analizado en las facultades de periodismo. En relación a la aprobación esta semana del nuevo trazado del trasvase Júcar-Vinalopó, su título era "Millones Al Agua" y sólo leyendo la entradilla le entraban a uno ganas de reír (o llorar). Decía así:

"La UE concede 120 millones para el nuevo Júcar-Vinalopó pero el Gobierno pierde otros 500 por la derogación del trasvase del Ebro."

Obviamente los directores de Las Provincias toman a sus lectores como idiotas o gente tan manipulable que va a creer que la UE, además de realizar las obras necesarias para el trasvase, da un premio a la astucia de sus ideólogos. No, lectores -y director y periodista, si es que obraron de buena fe- de LP, el gobierno no ha perdido nada. El dinero con que se iban a pagar unas obras que no se van a construir ya no se concede y se da otra cantidad que corresponde a la obra que sí se va a realizar. ¿Que la obra de ahora es más pequeña? Pues menos dinero. Hasta con la "cuenta de la vieja" se entiende, no hace falta ni el graduado.

Lo que pasa es que hay que arrear a Narbona, Zapatero, Pla y el que se tercie, como sea. Yo les entiendo y en cierta medida nuestros intereses coinciden, pues creo que los políticos están para servir a los ciudadanos y les debemos vigilar y exigir al máximo. Pero claro, con honradez y honestidad. Y claro, a algunos a veces le pueden las ganas y otros intereses. Por eso la misma semana se permiten algunos defender una posición y la contraria sin despeinarse. Es el caso del PP en la Comunitat Valenciana, al que le parece mal que se haya aprobado el trasvase Júcar-Vinalopó (el titular es de cuidado) prácticamente en su desembocadura, y al tiempo denuncia que puede producirse una salinización de la Albufera si el gobierno central no interviene para evitarlo. Señores, si queremos agua en nuestro humedales tendremos que dejar que llegue hasta allí y no agotar los recursos hídricos. ¿No sería mejor planificar una mejor gestión en la Comunitat de esos recursos que dejar que se agoten para después acusar al gobierno, Cataluña, Castilla La Mancha o Aragón de su desaparición? Eso sería trabajar por los ciudadanos, no por mantener sus cargos. Y por lo que respecta al medio, tratar el asunto con coherencia sería informar. Lo que hacen muchas veces tiene otro nombre.

BOLA EXTRA

Y lamentablemente, esta noticia no es un desliz. Ahí va el título de otra aparecida en ese periódico el día anterior:

"Montilla, presidente de Cataluña sólo con los votos del tripartito"
Vaya, sólo los de la mayoría de los representantes de los catalanes. Es lo que tiene la democracia.

Publicar un comentario