22 noviembre 2006

Rita sabe de qué habla

"¡Vaya bola habéis vendido!" titula el pie de la fotografía que ilustra hoy la portada de Las Provincias, en la que se ve a Rita Barberá dirigirse en tono jocoso a Jordi Sevilla, mientras la escoltan los socialistas Joan Ignasi Pla y Ricardo Pérez Casado. La instantánea se tomaba tras la proyección de un vídeo en la presentación de una exposición promocional de la Copa América. La indignación de la alcaldesa que recogía Las Provincias en un artículo del mismo título se debía a que en dicho vídeo se hablaba de la Copa América y no salía ella -y sí Zapatero y Jordi Sevilla-. La manipulación, no cabe extenderse en ello, es evidente, pues no ha habido acto vinculado a la famosa competición en que la populista alcaldesa no haya asomado el rostro; por lo que la elaboración de este vídeo se nos antoja mucho más laboriosa que la de la última entrega videográfica del PP nacional (habrá que verlo, porque es fácil que en éste, al igual que en aquél tenían que recurrir a sucesos acaecidos durante el gobierno de Aznar, también hayan tenido que emplear imágenes de ZP vestido de marinero en la toma de su primera comunión).

Y es que Rita no está acostumbrada a saborear su propia medicina, o lo que es lo mismo, decir la suya y silenciar la del otro. Es lo que sucede en ese vídeo: se da la versión del gobierno ("Cuando finalice el evento habremos invertido 1.000 millones de euros, tal y como dijimos desde un principio" apuntó el ministro Sevilla, que recordó -según se apunta en levante-EMV, los 450 millones invertidos en la marina, los 15,5 del parador del Saler, los 105 de la ampliación del aeropuerto, los 4 de la promoción de Turespaña y los 5 del plan de seguridad) y no la de Rita, que viene a resumirse en que Zapatero viene a ser una especie de satanás para los valencianos, algo fácilmente digerible por el que no quiere profundizar en más análisis.

La última prueba de esa falta de costumbre es el mismo titular de Las Provincias que ha propiciado esta entrada, que hace de la opinión de Barberá la noticia. Mientras, Levante-EMV o ABC, cada uno en su línea, abordaban la noticia con más acierto, transmitiendo la opinión de la alcaldesa, pero no erigiéndola como titular de cita (e incluso, como en el caso de Levante, con una fotografía de Manuel Molines, expresiva pero menos interpretativa que la de LP). Habrá sido un desliz.

Publicar un comentario