31 octubre 2006

Esto en España no pasa

Mientras trato de serenarme antes de plasmar mi reacción ante los sucesos que están aconteciendo en Valencia y la Comunitat Valenciana alrededor del "pelotazo" del Valencia CF -empleo el término utilizado en su día por el presidente de la S.A. Valencia CF, Juan Bautista Soler-, encuentro este hueco para enseñaros un vídeo que no me gustaría que dejarais de conocer y que yo vi gracias a ese magnífico testigo de la política internacional que es Guerra Eterna.

Se trata de un anuncio de la campaña republicana al senado de los EEUU y ya sabéis cómo se las gastan allí los partidos en las campañas electorales. No obstante, éste llama particularmente la atención. Recojo algunos fragmentos de la entrada Íñigo Sáenz de Ugarte:

"Ante las situaciones difíciles, no hay nada como las medidas desesperadas. El Partido Republicano no he tenido inconveniente en 'reclutar' a Osama bin Laden y Ayman al Zauahiri para su último anuncio electoral. Los que acusan con frecuencia a los medios de comunicación de dejarse manipular por los terroristas han diseñado propaganda cuya materia prima consiste únicamente en las palabras de los terroristas de Al Qaeda. Una aplicación poco habitual del término 'ironía'.

Lo que es intolerable como información resulta apropiado como pieza de propaganda.

El anuncio -sin más audio que un enervante tic-tac- se limita a incluir en pantalla frases de intervenciones de Bin Laden y Al Zauahiri. Parte de las frases desaparece para dejar a la vista algunas palabras. ¿Cuáles?

-kill the Americans. ("matar a los americanos" sería la traducción)

-inside America. ("dentro de América")

-suitcase bombs. ("bombas en maletas")

-nothing compared to what you will see next. ("nada comparable a lo que está por venir")

[...]

Nunca desprecies las virtudes curativas del miedo en una campaña electoral. Es una regla imbatible incluso cuando la realidad poco tiene que ver con el mensaje."

Os pongo aquí el video:

Como sabéis, esto -tratar de rentabilizar electoralmente el miedo; utilizar a conveniencia las declaraciones de terroristas o presuntos terroristas para machacar al rival; banalizar, al fin y al cabo, el discurso y situarlo en la estratosfera respecto a los problemas más importantes que afectan a la ciudadanía, etc.- en España no pasa. Suerte que tenemos de clase política.

Publicar un comentario